Páginas vistas en total

lunes, 3 de octubre de 2011

TEMA 1. LA TIERRA, UN PLANETA SINGULAR. TEMA 1 1º ESO (1ª EV.)

1.     El universo, el sistema solar y la Tierra:
El universo se originó hace unos 13.700 millones de años. Está formado por astros o cuerpos celestes, por materia interestelar (polvo y gas) y por el espacio que los separa.
Los astros se agrupan formando galaxias, como la Vía Láctea, donde se encuentra la Tierra. Cada galaxia puede contener miles de millones de estrellas y numerosos sistemas planetarios.
Los sistemas planetarios están integrados por una estrella y los cuerpos celestes que giran a su alrededor: planetas, satélites, asteroides y cometas.
El sistema solar es el sistema planetario del que forma parte la Tierra. Surgió hace unos 5.000 millones de años. Comprende el Sol, ocho planetas (entre ellos la Tierra) y numerosos satélites, asteroides y cometas. La Luna es el único satélite de la Tierra.
La Tierra es un diminuto punto en la inmensidad del universo.
2.     La Tierra, el planeta de la vida:

La Tierra se formó hace unos 4.600 millones de años. Es el tercer planeta más cercano al Sol y es el único del Sistema Solar donde existe vida, que se inició, en forma de bacterias y algas. La vida apareció hace más de 2.000 millones de años gracias a:
a)     Que la temperatura es moderada: porque se encuentra a una distancia adecuada del Sol: unos 150 millones de kilómetros.
b)    La atmósfera: que es una capa gaseosa que nos protege de las radiaciones del Sol y contiene gases necesarios para la vida como el oxígeno. También ayuda a regular su temperatura.
c)     El agua líquida: es abundante. Ocupa gran parte de la superficie terrestre, formando océanos y mares, y es la responsable de que la Tierra se ve desde el espacio como un planeta azul. La Tierra es el único planeta del sistema solar donde hay agua permanentemente en estado líquido.

3.     Formas y dimensiones de la Tierra:
La Tierra tiene forma de geoide o esfera imperfecta porque es ligeramente más ancha en el ecuador que en los polos.
 Las dimensiones de la Tierra son de 510 millones de km2 que serían unas 1.000 veces la superficie de España. Es un astro pequeño en el conjunto del universo. El Sol es un millón trescientas mil veces más grande que la Tierra.


4.     El universo se mueve:
El universo está en continuo movimiento, igual que todos los astros que lo componen. La Vía Láctea gira sobre sí misma, completando una vuelta cada 255 millones de años. A su vez, nuestro sistema solar gira en torno al centro de la Vía Láctea. La propia Tierra se mueve continuamente, realizando un movimiento sobre sí misma y otro en torno al Sol que se denominan:
-         movimiento de rotación.
-         movimiento de traslación.

5.     Los rotación y sus consecuencias:
El movimiento de rotación es el giro de la Tierra sobre sí misma, alrededor de un eje imaginario cuyos extremos son los polos. Se hace en dirección oeste-este y tarda en completarse un día solar.
El movimiento de rotación de la Tierra tiene tres consecuencias:
a)     La sucesión del día y la noche: Cada día la mitad de la superficie terrestre pasa, alternativamente, de estar iluminada y calentada por el Sol a estar en la oscuridad y enfriarse. Si la Tierra no girara sobre sí misma sería imposible la vida porque la mitad del planeta siempre estaría iluminada y con altísimas temperaturas, mientras que la otra mitad permanecería en la oscuridad y con un frío extremo.
b)    El movimiento aparente del Sol en el horizonte: Como la rotación va de oeste a este, cada día vemos amanecer por el este y cómo el Sol describe una curva sobre el cielo hasta ocultarse o ‘ponerse’ por el oeste. Este movimiento es solo aparente, en realidad es la Tierra la que gira y se mueve en torno al Sol. Esto nos permite localizar los puntos cardinales para orientarnos.
c)     La existencia de diferentes horas: La rotación nos permite dividir el día solar en 24 partes iguales, llamadas horas, y medir el tiempo.

6.          Los husos horarios:
Como en la Tierra, de forma simultánea, hay zonas de día y otras de noche se establecen las horas de cada lugar.
El día tiene 24 horas y por ello se dividen los 3600 de la esfera terrestre en 24 franjas denominadas husos horarios que equivalen a una hora. Todos los lugares situados dentro de un huso tienen la misma hora.
Para establecer la hora de cada lugar se parte del meridiano 00 o de Greenwich y se adelanta una hora por cada huso hacia el este y se atrasa una hora por cada uso hacia el oeste.



7.     ¿Qué es el movimiento de traslación?
Es el giro de la Tierra alrededor del Sol. Se efectúa de oeste a este y dura 365 días y 6 horas,  es decir, un año. De cada año sobran seis horas que se acumulan y cada cuatro años hay uno bisiesto que tiene un día más el mes de febrero.
La traslación se hace describiendo una órbita elíptica alrededor del Sol. Como el eje terrestre está inclinado, la incidencia de los rayos solares va cambiando según la latitud y calientan más cuando caen perpendiculares y menos cuando caen oblicuos.
8.     Consecuencias de la traslación terrestre:
Las consecuencias del movimiento de traslación y de la inclinación del eje terrestre son tres:
a)     La distinta duración del día y la noche: Se debe a la posición, respecto al eje terrestre del círculo de iluminación o línea que separa el día de la noche. En los equinoccios de primavera y otoño el día y la noche duran igual en toda la Tierra. En los solsticios de verano y de invierno el día y la noche tienen diferente duración en cada hemisferio.
b)    La sucesión de las estaciones: La inclinación del eje terrestre provoca que cada hemisferio pase por distintas estaciones. Cuando un hemisferio se adelanta hacia el Sol, se calienta más y es verano; si se retira calienta menos y es invierno; cuando no está adelantado ni retirado es primavera u otoño.
c)     La existencia de zonas térmicas: Se debe a la distinta inclinación de los rayos solares. En las zonas cálidas, los rayos caen más perpendiculares y las temperaturas son siempre cálidas. En las zonas templadas caen más inclinados y sus temperaturas son moderadas. En las zonas frías caen muy oblicuos y las temperaturas son siempre muy frías.
9.       Los mapas:
La manera más fiel de representar la forma casi esférica de la Tierra es mediante un globo terráqueo. Sin embargo, este no permite mostrarla con gran detalle porque exigiría un tamaño imposible de manejar. Por eso los geógrafos la representan por medio de mapas.
Un mapa es la representación geográfica de la superficie esférica de la Tierra, o de una parte de ella, sobre un plano. Los que se dedican a confeccionarlos se llaman cartógrafos y utilizan signos convencionales o símbolos, dibujos e incluso textos.




10.       La localización en el mapa:
Para poder situar cualquier punto sobre la superficie terrestre existe una red geográfica. Es una cuadrícula formada por líneas imaginarias llamadas meridianos y paralelos.
a)     los meridianos: son semicírculos que van de polo a polo. El meridiano principal es el 00 o de Greenwich (localidad cercana a Londres).
b)    los paralelos: son círculos perpendiculares a los meridianos. El paralelo principal es el ecuador que divide a la Tierra en dos hemisferios: el norte y el sur.
A partir de esta red geográfica se puede localizar cualquier punto sobre un mapa mediante las coordenadas geográficas que son:
- la latitud: es la distancia desde cualquier punto de la Tierra al ecuador. Puede ser norte o sur.
- la longitud: es la distancia desde cualquier punto de la Tierra al meridiano 00 o de Greenwich. Puede ser este u oeste.

11.       El sistema de proyección y la escala:
Para elaborar un mapa es necesario elegir un sistema de proyección y una escala.
a)     El sistema de proyección: Es el método que permite representar la superficie esférica de la Tierra sobre un plano. Para ello se traslada la red de paralelos y meridianos a un plano. Existen distintos tipos de proyecciones, aunque todas deforman de alguna manera la realidad. Por ello hay que elegir la más adecuada según la zona que se quiera representar.
b)    La escala: Es la relación que hay entra una distancia medida sobre el mapa y la correspondiente distancia medida sobre el terreno. Las más habituales son:
- La escala gráfica: es una línea recta divida en segmentos y sobre ella se indica la    distancia real a la que equivale la totalidad de la línea o una de sus partes.
 - La escala numérica: la relación entre una unidad del mapa y la realidad. Casi siempre se utiliza el centímetro. Por ejemplo, la escala 1:250.000 indicaría que 1 cm. en el mapa equivale a 250.000 cm. reales, o sea 2’5 km.




BIENVENIDOS AL CURSO 2011/2012

Comienza un nuevo curso y con ello nuevos Temas que iré publicando aquí.
Suerte y Bienvenidos.

martes, 26 de abril de 2011

TEMA 14. EL SIGLO XVII EN EUROPA Y EN ESPAÑA.EL BARROCO (2ºESO)

TEMA 14. EL SIGLO XVII EN EUROPA Y EN ESPAÑA.EL BARROCO

1.     Los cambios y el panorama internacional del siglo XVII:
En Europa el siglo XVII supuso importantes transformaciones: cambió el panorama internacional al imponerse la hegemonía de España; la monarquía autoritaria dio paso a la monarquía absoluta en la mayoría de estados; se impuso el mercantilismo económico; creció la burguesía lo que cambió la sociedad estamental; se extendió la tolerancia religiosa y nacieron la ciencia moderna y un nuevo estilo, el Barroco. En España reinaron entre 1598 y 1700 los Austrias menores: Felipe III, Felipe IV y Carlos II. Durante sus reinados se produjo la decadencia política, demográfica y económica de la monarquía hispánica, en contraste con el esplendor cultural y artístico.
La primera mitad del siglo XVII estuvo marcada por la Guerra de los Treinta Años. Se inició como un conflicto alemán entre el emperador católico y los príncipes protestantes. España participó al lado del emperador y los príncipes recibieron el apoyo de Francia, Suecia, Dinamarca, los Países Bajos del Norte e Inglaterra. El emperador y España fueron derrotados y firmaron la Paz de Westfalia. España mantuvo la guerra contra Francia, fue derrotada y firmó la Paz de los Pirineos que supuso el fin de la hegemonía española en Europa y el comienzo de la francesa.
2.     Los sistemas políticos:
a) La monarquía absoluta: supuso la concentración de todos los poderes del estado en el rey que gobernó sin límites y sin contar con instituciones como las Cortes o Parlamentos. Para afianzar su poder, los reyes:
- Establecieron una administración centralizada: se dirigía desde la Corte, con funcionarios que ejecutaban sus órdenes y controlaban la economía, la hacienda y el ejército.
- Contaron con el apoyo de algunos teóricos de la época: Unos, como Bossuet afirmaron que las monarquías son de origen divino y no deben rendir cuentas. Otros decían que el poder absoluto evitaría que los grupos sociales acabaran con el orden social.
En Francia, el mejor ejemplo de monarquía absoluta fue Luis XIV, conocido como ‘el Rey Sol’ que concentró los poderes legislativo, ejecutivo y judicial. En España también se implantó la monarquía absoluta, aunque los reyes delegaron el poder en validos, personas de su absoluta confianza y no se implantó la administración centralizada pues los territorios mantuvieron su propia organización.
b) Las potencias no absolutistas: el absolutismo no se impuso en algunos países para defender el respeto a los derechos y libertades de las personas:
- En Inglaterra se impuso una monarquía parlamentaria. Hubo reyes que intentaron implantar el absolutismo y provocaron la rebelión del Parlamento. El rey Carlos I fue ejecutado y Jacobo II tuvo que abdicar a favor del holandés Guillermo de Orange, que firmó la Declaración de Derechos que obligaba al rey a cumplir las leyes del Parlamento.
- En las Provincias Unidas (Países Bajos) tras la independencia de España se implantó una república de siete provincias, cada una con su Parlamento.
- En el Imperio alemán, el poder del emperador se vio limitado por la Dieta o Parlamento que representaba a los príncipes alemanes.
3.     La evolución de la población y el mercantilismo:
La población europea creció muy poco a lo largo del siglo XVII, pasó sólo de 106,1 a 130 millones de personas. Salvo en Holanda e Inglaterra, se estancó o decreció por las malas cosechas y una nueva epidemia de peste que afectó sobre todo a los países mediterráneos y del sur donde bajó muchísimo la población. En España la población descendió en más de un millón de habitantes, además de por las causas anteriores, por las guerras, la emigración a América y la expulsión de los moriscos.
La economía europea del siglo XVII siguió la teoría mercantilista y se caracterizó por la crisis de la agricultura, la crisis de la industria urbana, la aparición de nuevas formas industriales y el auge comercial de Inglaterra, Holanda y Francia que se lo arrebataron a Portugal y España.
La teoría mercantilista sostuvo que la riqueza de un país reside en la cantidad de metales preciosos que posee, para ello se pusieron en marcha dos medidas:
a)    El impulso del comercio exterior: se permitía la entrada de metales preciosos y se evitaba su salida. Se fomentaban las industrias nacionales, se evitaba la exportación de materias primas y se limitaba la competencia exterior, imponiendo impuestos a los productos extranjeros.
b)    La conquista de nuevos mercados: ocuparon nuevos territorios o colonias que proporcionaban materias primas a la metrópoli y se crearon compañías comerciales privilegiadas.
El mercantilismo tuvo especial éxito en Francia, Holanda e Inglaterra. En España se implantó un mercantilismo arcaico.
4.     La artesanía, las nuevas formas de producción y el comercio:
En Europa la artesanía urbana entró en crisis porque el estricto control de los gremios impedía su desarrollo. Muchos países europeos desarrollaron nuevas formas de producción fuera del control gremial:
a)    El trabajo a domicilio: la producción se realizaba en el hogar del campesino por encargo de un comerciante.
b)    Las manufacturas: la producción se realizaba en grandes talleres, donde trabajaban numerosos artesanos que trabajaban de forma manual y recibían un salario del empresario.
En España la industria tuvo escaso desarrollo, pues las riquezas de América no se emplearon en promoverla. Por el atraso técnico perdimos los mercados exteriores, la crisis demográfica redujo la demanda y los gremios entraron en una fuerte crisis.
El comercio en Europa alcanzó gran desarrollo, especialmente en Holanda, Inglaterra y Francia que crearon sus propios imperios coloniales, introdujeron mercancías en los imperios portugués y castellano y fundaron grandes compañías comerciales que ejercían el monopolio con determinadas zonas geográficas o productos. Se desarrolló el capitalismo comercial y financiero por el que aumentó la circulación de moneda, se fomentó el crédito y aparecieron importantes bancas como las de Amsterdam y Londres.
Portugal y España perdieron su predominio. El comercio de España con América decayó por la extensión del contrabando, el comercio ilegal de otros países europeos con las Indias y los ataques de los piratas a las flotas. Todo ello provocó una drástica reducción en la llegada de metales preciosos.
5. La evolución de la sociedad en el siglo XVII:
La sociedad europea y española mantuvo su estructura estamental pero la crisis de la agricultura y artesanía originó numerosos conflictos sociales.
a)    Los grupos privilegiados:
-         La nobleza: la europea se convirtió en cortesana y buscó el favor del rey. Vivían de las rentas de las propiedades agrarias por lo que su crisis les afectó mucho. Al disminuir sus ingresos aumentaron las exigencias al campesinado. En España aumentó el número de nobles por los títulos concedidos por los Austrias pero apenas participaron en la administración del Estado.
-         El clero: siguió dividido entre el alto clero que vivía como la nobleza y el bajo clero que vivía como los grupos populares.
b)    El tercer estado:
-         El campesinado: en Europa occidental era libre y en la oriental eran siervos. En los dos empeoró su situación por las guerras, crisis agrarias y el incremento de las rentas por parte de los señores.
-         La burguesía: En Europa occidental era numerosa y bastante rica por su colaboración con las monarquías absolutas que les facilitaban los negocios. En España era escasa y buscaba invertir sus beneficios en la compra de tierras y títulos para emparentar con la nobleza.
-         Los grupos urbanos: pequeños comerciantes y artesanos se empobrecieron o quedaron sin trabajo por la crisis de la artesanía. En las ciudades surgió un nuevo tipo, el obrero de las manufacturas, con condiciones de vida lamentables y aumentaron los pobres, mendigos y vagabundos.
6.     Aspectos de la vida cotidiana en el siglo XVII:
Se movió en un ambiente pesimista por las guerras, enfermedades y la crisis económica. La familia era nuclear (padre, madre e hijos). Las personas solían casarse tres o cuatro veces durante su vida por la elevada mortalidad de las mujeres en los partos y porque muchas se casaban con hombres mayores. Las mujeres, al casarse, aportaban una dote y pasaban a depender del marido. Sus funciones eran tener hijos y el trabajo doméstico. En la nobleza el matrimonio se concertaba por la familia, por lo que eran frecuentes las infidelidades y los hijos nacidos fuera del matrimonio que se abandonaban en iglesias y hospicios.
En las ciudades se mezclaban viviendas unifamiliares con las de vecindad. Las unifamiliares tenían un patio; en la planta baja estaban los salones, la cocina y los almacenes, y en las plantas superiores, las habitaciones. En las de vecindad, las viviendas se situaban alrededor de un gran patio central y la mayoría tenían solamente una sala y una alcoba. El mobiliario era escaso: una mesa con bancos y camas de madera, aunque se dormía sobre colchones tendidos en el suelo o sobre redes colgadas con clavos.
7.     El nacimiento de la ciencia moderna:
En el sigo XVII se desarrollaron:
a)    El empirismo: formulado por el inglés Francis Bacon que creó el método científico. Parte de la observación de la realidad para formular leyes científicas.
b)    El racionalismo: desarrollado por el francés René Descartes, defendió el uso de la razón para la comprensión de la realidad.
c)     Las ciencias: progresaron en varios campos. En matemáticas con Descartes o Neper que inventó los logaritmos; en física, Galileo Galilei o Newton que formuló la teoría de la gravedad; en astronomía, Kepler y Galileo que confirmó la teoría heliocéntrica de Copérnico.
d)    La técnica: con inventos de gran trascendencia como el telescopio creado por Galileo; la máquina calculadora por Pascal; el barómetro por Torricelli y el microscopio cuya invención se disputan entre Jansen y Galileo.
8.     El esplendor cultural del Siglo de Oro español:
En España, en contraste con la crisis política y económica, continuó el esplendor del Siglo de Oro iniciado en el XVI.
a)    La literatura: figuras destacadas como Cervantes, magnífico novelista, autor de ‘Don Quijote de la Mancha’, continuo contraste entre realidad y ficción. Quevedo que criticó los males políticos de España utilizando el estilo conceptista. Góngora que se evadió de la realidad mediante el culteranismo.
b)    El teatro: alcanzó gran brillantez y era un espectáculo de masas. Las obras se escenificaban en los ‘corrales de comedias’, patios rectangulares con galerías a los lados del escenario. Autores famosos como Lope de Vega (‘Fuenteovejuna’), Tirso de Molina (‘El burlador de Sevilla’) y Calderón de la Barca (‘La vida es sueño’).
c)     La ciencia: no tuvo figuras brillantes. A finales de siglo hubo una cierta renovación con la fundación de la Academia de Medicina.
9.     El arte barroco y la arquitectura:
Surgió en Italia, en la Roma de los papas en el siglo XVII, y se extendió por Europa. Los artistas se proclamaron herederos de la Antigüedad clásica y del Renacimiento, pero violaron sus  normas y crearon un nuevo estilo caracterizado por la novedad, el movimiento, los contrastes, el gusto por lo sorprendente y teatral, y el deseo de provocar emoción y sorpresa. Sus clientes principales fueron la Iglesia católica que quería expresar su riqueza para hacer frente al protestantismo; los monarcas absolutistas para manifestar su poder y la burguesía enriquecida para manifestar su éxito económico.
- La arquitectura barroca:
a) Elementos constructivos: proceden de la arquitectura clásica pero tienen diferente uso: muros con gran movimiento gracias a las líneas curvas; los soportes emplean los órdenes clásicos y surgen otros nuevos como la columna ‘salomónica’ de fuste retorcido; los arcos son variados y las cubiertas abovedadas para crear efectos de gran profundidad ayudándose de la pintura.
b) Edificios principales: las iglesias  que adoptaron plantas ovaladas, elípticas y mixtilíneas, y los palacios. Los exteriores e interiores estaban cubiertos de una decoración muy abundante.
10.                         La arquitectura barroca en Europa y en España:
a)    En Italia: los papas trataron de exaltar a Roma como cabeza del catolicismo y la Contrarreforma. Contrataron a grandes arquitectos como Gianlorenzo Bernini que realizó la columnata de la plaza de San Pedro y el baldaquino de San Pedro.
b)    En Francia: el barroco adquirió rasgos propios, caracterizado por un mayor gusto por las líneas rectas y menor recargamiento decorativo. La obra principal es el palacio de Versalles, encargado por Luis XIV.
c)     España (primera mitad del siglo XVII): se mantuvo la arquitectura del estilo del El Escorial, con plantas simples, formas geométricas, interiores encalados y gran austeridad decorativa. En Madrid destacó el arquitecto Gómez de Mora autor del convento de la Encarnación, la Plaza Mayor y el ayuntamiento.
d)    España (segunda mitad del siglo XVII): se impuso una corriente decorativa con una rica ornamentación. Las fachadas incorporaron columnas salomónicas, motivos geométricos y naturalistas como guirnaldas, ramajes y abundantes esculturas y frisos. Arquitectos más conocidos fueron los hermanos Churriguera, creados de un estilo muy recargado como el ‘churrigueresco’ que mezcla formas barrocas, platerescas y góticas. Obras importantes fueron la Plaza Mayor de Salamanca y las fachadas de las catedrales de Granada y Santiago de Compostela.
11.                        La escultura barroca:
La escultura y la pintura barroca tuvieron como características: el realismo que puede llegar a lo desagradable; figuras con rostros de gran expresividad; el movimiento; los contrastes de luces y sombras y la libertad en las composiciones que no se atienen a esquemas geométricas. Los temas fueron religiosos que defendían las ideas de la Contrarreforma con éxtasis, martirios, milagros de santos e inmaculadas concepciones. También se exaltó el absolutismo real, temas mitológicos, escenas de la vida burguesa y retratos que expresan la psicología del personaje.
a)     En Italia: destacó sobre todo Bernini con obras mitológicas como ‘Apolo y Dafne’, obras para los papas como la ‘Tumba de Urbano VIII’ y de temática religiosa como el ‘Éxtasis de Santa Teresa’.
b)    En España: la escultura barroca adquirió rasgos muy originales, basados en la imaginería (creación de imágenes religiosas). Se tallaban en madera que después se policromaba, tenían gran realismo y expresividad en rostros y actitudes. Se destinaban para los retablos o ‘pasos procesionales’ encargados por las cofradías para las procesiones de Semana Santa. Principales centros fueron Valladolid con Gregorio Fernández; Sevilla con Martínez Montañés y Granada con Alonso Cano.
12.                         La pintura barroca en Europa:
Era mural o al óleo sobre lienzo y con directrices semejantes a la escultura. Entre sus características, destacan la importancia de la luz y del color, los contrastes de claroscuro, las composiciones asimétricas y dominio del movimiento. La perspectiva lineal del Renacimiento se sustituye por la perspectiva aérea. Los temas son los de la escultura y además los paisajes y los bodegones. Tuvo su origen en Italia pero en cada país se crearon escuelas propias:
a) En Italia: Destaca Caravaggio caracterizado por el naturalismo tomado de la realidad y el tenebrismo que consiste en contrastar zonas muy oscuras con otras muy iluminadas. Obras destacadas ‘La vocación de San Mateo’ y ‘La conversión de San Pablo’.
b) En Holanda: Destaca Rembrandt, maestro del claroscuro con retratos de gran realismo, temas religiosos y escenas de la vida cotidiana como ‘La ronda de noche’.
c) En Flandes: el pintor más famoso fue Rubens, con composiciones de gran movimiento y rico colorido, como ‘Las tres Gracias’ o ‘El descendimiento de la cruz’. Su discípulo Van Dyck realizó cuadros de gran elegancia como el retrato de Carlos I de Inglaterra.
d) En Francia: la pintura barroca fue más clasicista y serena, destinada a destacar el poder absoluto del rey. Pintores destacados Poussin y Claudio de Lorena.
13.   La pintura barroca en España:
Se caracterizó por el realismo y el predomino de los temas religiosos como las inmaculadas, los martirios, los milagros, los éxtasis y las penitencias de los santos. También se realizaron retratos, sobre todo de personajes de la corte, bodegones y temas mitológicos. Los primeros pintores adoptaron el tenebrismo, posteriormente se utilizó la luz para matizar los colores, difuminar los contornos y crear sensación de espacio.
a)     La escuela valenciana: representada por Ribalta que pintó a ‘San Francisco confortado por un ángel’ y por Ribera con el ‘Martirio de San Esteban’.
b)    La escuela madrileña: el pintor más destacado fue Velázquez empezó en Sevilla con el tenebrismo. Trasladado a Madrid, fue el pintor del rey Felipe IV, destacó por su colorido de tonalidades verdosas y azuladas y por su maestría en la perspectiva aérea. Obras como ‘El triunfo de Baco’, ‘La rendición de Breda’ o ‘Las meninas’. También está Claudio Coello que destacó por sus retratos.
c)      La escuela andaluza: pintores famosos fueron Zurbarán con magníficos bodegones y numerosas obras para órdenes religiosas como ‘San Hugo en el refectorio de los cartujos’ y Murillo con obras de gran luminosidad y colorido, Inmaculadas para los conventos y escenas infantiles y de la vida cotidiana como ‘Niños comiendo melón y uvas’.

TEMA 13. LOS INICIOS DE LA EDAD MODERNA EN ESPAÑA (2ºESO)

TEMA 13. LOS INICIOS DE LA EDAD MODERNA EN ESPAÑA

1.     El reinado de los Reyes Católicos:
La Edad Moderna se inicia en España con el reinado de los Reyes Católicos. Gracias a los cambios producidos durante el mismo, España será el país dominante en Europa durante el siglo XVI.
a) Unión de las coronas de Castilla y Aragón: fue el resultado del matrimonio, en 1469, de Isabel I de Castilla y Fernando II de Aragón. Fue una unión personal y dinástica pero no institucional ya que cada reino siguió conservando sus instituciones, leyes, costumbres, moneda, etc. Sus distintos territorios (Castilla y Aragón-Cataluña-Valencia) sólo tenían en común a los monarcas. La unión personal permitió objetivos comunes como la unidad territorial y religiosa, el fortalecimiento del poder monárquico y la política exterior.
b) La unificación territorial y religiosa:
- La unidad territorial: se alcanzó con la conquista del reino nazarí de Granada en 1492 y con la anexión de Navarra. También se preparó la unión de Portugal con alianzas matrimoniales.
- La unidad religiosa: se llevó a cabo tomando medidas contra los judíos, primero la Inquisición y luego se expulsó a los no conversos en 1492. Unos 180.000 abandonaron la Península y se dirigieron al norte de África o al imperio turco. También se presionó a los musulmanes para que abandonaran su religión. Se les obligó a elegir entre la conversión o el exilio y los que se quedaron se denominaron como moriscos.
2.     La implantación del Estado moderno:
Los Reyes Católicos fortalecieron el poder real, sobre todo en Castilla, mediante las siguientes acciones:
a) Impusieron su autoridad: Sometieron a la alta nobleza, controlaron los bienes de las Órdenes Militares, intervinieron en los municipios implantando corregidores en Castilla y convocaron poco a las Cortes.
b) Mejoraron la administración: crearon Consejos que asesoraban sobre el gobierno de los territorios como el Consejo de Castilla; o se encargaban de otros temas como el Consejo de la Inquisición. Reforzaron la justicia real creando tribunales reales o Audiencias. Mejoraron la recaudación de impuestos. Crearon fuerzas armadas como la Santa Hermandad para mantener el orden en zonas rurales y un ejército permanente que culminó con la creación de los tercios.
c) Establecieron relaciones diplomáticas y alianzas matrimoniales: con ellas se sentaron las bases del futuro imperio de su nieto Carlos I.
d) Realizaron una política exterior común: Aragón recuperó Nápoles, Sicilia, el Rosellón y la Cerdaña; y Castilla conquistó plazas en el Norte de África (Melilla u Orán), Canarias y el descubrimiento de América.


3.     La hegemonía hispánica bajo los Austrias:
A la muerte de Fernando el Católico, ante la incapacidad para gobernar de su hija Juana, accedió al trono Carlos, nieto de los Reyes Católicos, nacido y criado en los Países Bajos. Con él se introdujo en España la casa de Austria o Habsburgo.
En el siglo XVI, bajo los reinados de Carlos I (1516-1556) y de Felipe II (1556-1598), la casa de Austria impuso su hegemonía en Europa. Carlos I heredó un gran imperio europeo, fue elegido emperador de Alemania y engrandeció sus posesiones con la conquista de extensos territorios en América. Felipe II no fue emperador por no heredar las posesiones centroeuropeas pero sumó los territorios de las islas Filipinas y el reino de Portugal. Ambos monarcas tuvieron numerosos problemas:
a)    Problemas internos:
-         Carlos I llegó a España bajo una gran oposición pues no hablaba castellano, entregó los principales cargos a extranjeros, pidió enormes sumas de dinero a Castilla para ser elegido emperador y marchó para Alemania dejando a un regente extranjero. Esto provocó dos grandes revueltas: la de las Comunidades en Castilla y la de las Germanías en Valencia y Mallorca.
-         Felipe II se enfrentó a dos sublevaciones. Los moriscos se sublevaron en las Alpujarras granadinas y Aragón se rebeló en defensa de sus fueros o derechos tradicionales.
b)    Problemas externos:
-         Francia se enfrentó a Carlos I al verse cercada por sus posesiones y fue derrotada en San Quintín por el ejército de Felipe II.
-         Los turcos amenazaron al imperio en Centroeuropa y el Mediterráneo. Fueron derrotados en Lepanto (1571) por la alianza de España, Venecia y el Papa.
-         Los príncipes alemanes, convertidos al luteranismo, se enfrentaron en guerras a Carlos I y la Paz de Augsburgo reconoció la libertad religiosa de Alemania.
-         Los Países Bajos, convertidos al protestantismo, se rebelaron contra Felipe II. En 1579 formaron las Provincias Unidas y se independizaron. La zona sur, católica, siguió bajo dominio español.
-         Inglaterra apoyaba a los Países Bajos sublevados y los corsarios atacaban al comercio español con América. Felipe II planeó su invasión enviando a la Armada Invencible que fracasó y fue la primera gran derrota de la monarquía hispánica.
4.     Las causas de los descubrimientos:
A finales del siglo XV, el mundo conocido por los europeos se amplió enormemente por los descubrimientos geográficos portugueses y castellanos. Sus causas fueron:
a) Políticas: finalizada la reconquista, España y Portugal tenían nuevas ambiciones territoriales.
b) Económicas: se deseaba acceder al oro de Sudán y encontrar una ruta marítima para traer las especias y productos de lujo de la India y China, pues no podían traerse por Asia y el Mediterráneo ya que era zona dominada por los turcos tras la conquista de Constantinopla.
c) Científicas y geográficas: libros como la Geografía de Tolomeo sostenían que la Tierra era redonda y más pequeña que su tamaño real.
d) Ideológicas y religiosas: la nueva mentalidad promovió el afán de aventuras, fama y riqueza, unidas al deseo de extender la fe cristiana.
e) Técnicas: el uso de la brújula y el astrolabio mejoró la orientación en el mar; progresó la cartografía con el uso de cartas de navegación y portulanos; y se construyeron nuevos barcos como la carabela y la nao.
5. El descubrimiento de América y los viajes de exploración portugueses:
El descubrimiento se debió a Cristóbal Colón. Marino de posible origen genovés que proyectó llegar a la India navegando por occidente. Su proyecto fue rechazado por Juan II de Portugal y aceptado por los Reyes Católicos que firmaron con Colón las Capitulaciones de Santa Fe.
Colón partió del puerto de Palos (Huelva), hizo escala en Canarias y llegó el 12 de octubre de 1492 a la isla de Guanahaní (Bahamas), bautizada como San Salvador. Antes de regresar descubrió las actuales Cuba, República Dominicana y Haití. Murió en 1506 creyendo haber llegado a la India. Los territorios se conocieron como las Indias y sus habitantes como indios.
Desde finales del siglo XV, Portugal exploró la misma ruta. La rivalidad con Castilla se solucionó con el Tratado de Alcaçovas. Portugal cedía Canarias a Castilla que aceptaba el que Portugal explorase la costa africana. El infante Enrique el Navegante impulsó la exploración, se incorporaron las islas Madeira, Azores y Cabo Verde. En 1487 Bartolomé Díaz dobló el Cabo de Buena Esperanza y Vasco de Gama llegó a la India en 1498. Los portugueses fundaron factorías defendidas por fortalezas, controlaron el comercio de oro y esclavos de Sudán y monopolizaron el comercio de especias con la India y de seda con China.
6.     Consecuencias del descubrimiento de América:
Los Reyes Católicos recibieron del Papa la soberanía de las tierras descubiertas por Colón. Para evitar conflictos con Portugal firmaron el Tratado de Tordesillas (1494). Se trazó un meridiano a 370 leguas al oeste de Cabo Verde, las tierras al oeste de esta línea serían para Castilla y las del este para Portugal que se estableció en Brasil en el año 1500.
Otros marinos exploraron las tierras americanas: Américo Vespucio fue el primero en reconocer América como un nuevo continente; Núñez de Balboa cruzó a pie el istmo de Panamá y descubrió el océano Pacífico; Fernando de Magallanes y Juan Sebastián Elcano dieron la primera vuelta al mundo (1519-1522), demostrando que la Tierra era redonda.





7.     Fases y características de la conquista:
En el sigo XVI se procedió a la conquista del continente americano que finalizó entre 1520 y 1545.
a) Primera fase: se incorporaron los grandes imperios americanos. Hernán Cortés conquistó el imperio azteca tras la toma de su capital Tenochtitlán y apresar a su rey Moctezuma. Francisco Pizarro conquistó el imperio inca tras ajusticiar a Atahualpa, su último rey, y tomar Cuzco.
b) Segunda fase: se incorporaron el resto de América Central y del Sur (excepto Brasil), el sur de América del Norte (Florida, Texas, California) y las islas Filipinas en Asia. No se ocuparon extensos territorios de América del Norte que ocuparon otros países europeos.
Fue obra de particulares, en su mayoría hidalgos de la baja nobleza y gente humilde que esperaban mejorar su fortuna. Recibían de la Corona unas capitulaciones (autorizaciones para conquistar a cambio de concesiones) y Reales Instrucciones (normas de actuación). La conquista fue rápida pues las armaduras, armas de fuego y caballos aterrorizaban a los indios. También colaboraron la crisis interna de los imperios inca y azteca que permitió a los conquistadores aliarse a los pueblos sometidos, además los indios creían que los conquistadores eran dioses como afirmaban sus profecías y la propagación de epidemias como gripe o viruela que eran desconocidas entre la población indígena.
8.     Gobierno, administración y explotación económica de las Indias:
Las Indias se incorporaron a Castilla que había puesto los medios para su conquista, por eso su gobierno y administración se inspiraron en el modelo castellano.
a)     El Consejo de Indias: organismo que controlaba desde Castilla los asuntos americanos y redactaba las Leyes de Indias, legislación para el Nuevo Mundo.
b)     La Casa de Contratación: organizaba desde Sevilla el comercio con América.
c)      La administración territorial: dividió el territorio en virreinatos (Nueva España y Perú), amplias zonas gobernadas por virreyes; gobernaciones o provincias mandadas por gobernadores; municipios regidos por un ayuntamiento. Para administrar justicia se crearon Audiencias.
Las principales actividades económicas fueron:
a)    La minería: explotó los yacimientos de oro y sobre todo las ricas minas de plata de México (Zacatecas) y Potosí (Perú) mediante la mita (trabajo forzoso asalariado de los indios).
b)    La agricultura y la ganadería: se crearon grandes propiedades agrícolas (haciendas) y ganaderas (estancias), trabajadas por indios mediante el sistema de la encomienda. Consistía en el reparto de los indios entre los conquistadores que, a cambio de cristianizarlos, recibían un tributo o su trabajo forzoso. En zonas con escasa población indígena se usaron esclavos negros africanos.
c)     El comercio: fue un monopolio castellano ejercido por el puerto de Sevilla. Se organizaba en dos expediciones anuales (las flotas de Indias) que viajaban a América escoltadas por barcos de guerra y, tras comerciar, regresaban juntas a España.
9.     Consecuencias de la conquista de América:
Las sociedades americana y castellana notaron pronto el impacto de la conquista en todos sus aspectos (político, demográfico, económico, social y cultural).
a)     Para los pueblos americanos supuso la desaparición de sus imperios y la imposición de la organización castellana; un enorme descenso demográfico por el contagio de enfermedades y por el trabajo forzoso; la introducción de nuevos productos agrarios europeos (trigo, cebada, avena, vid y olivo) o asiáticos (café y azúcar); la aportación de nuevos animales (caballos, vacas, cerdos y aves de corral); la subordinación social de los indios y la sustitución de sus religiones y culturas por las de los conquistadores.
b)     Para Castilla, la conquista financió la hegemonía en Europa en el siglo XVI; supuso una emigración de entre 2.000 y 3.000 salidas anuales; aportó nuevas plantas y productos alimenticios (maíz, patata, tomate, cacao y tabaco); desarrolló el comercio; provocó una fuerte subida de precios por la abundancia de metales; fomentó el debate sobre la explotación de los indios pues protestaron algunos frailes como Bartolomé de las Casas; e impulsó el desarrollo de ciencias como la cartografía, la geografía o la biología.
10.                         Organización de la monarquía hispánica y sociedad del siglo XVI:
La monarquía hispánica se concibió como una asociación de estados que mantenían sus instituciones, leyes y costumbres, teniendo como vínculo común el soberano. La monarquía autoritaria se mantuvo mediante consejos territoriales, en cada territorio el rey estaba representado por un virrey, menos en los Países Bajos donde había gobernadores con amplios poderes.
El ejército tuvo gran importancia, debido a las continuas guerras. Tuvo grandes victorias por su organización en tercios. Los enormes gastos militares obligaron a pedir préstamos y a un creciente endeudamiento.
La sociedad se componía de:
a)    Grupos privilegiados (nobleza y clero): fueron sometidos a la autoridad real: la nobleza se limitó a ocupar los cargos designados por el rey; el clero sufrió la intervención de la monarquía que ejerció el derecho de presentación de candidatos a cargos eclesiásticos. No obstante, los dos mantuvieron sus privilegios, prestigio social y poder económico.
b)    El tercer estado: siguió formado principalmente por campesinos. La burguesía tuvo escaso desarrollo, debido a una mentalidad aristocrática que imponía como ideal el modo de vida nobiliario y despreciaba el comercio y las actividades manuales.


11.                        La población y las actividades económicas:
La población creció en el siglo XVI (7,8 millones de habitantes). Castilla era el reino más poblado y el que soportó el peso económico del imperio europeo.
La economía castellana tuvo una fase expansiva en la primera mitad del siglo XVI gracias a los metales preciosos que venían de América. La Corona de Aragón sufrió un estancamiento por la crisis del comercio catalán y valenciano ante el desplazamiento de esta actividad hacia el Atlántico.
a)     La agricultura: extendió la superficie cultivada gracias al incremento de la población y a la demanda de productos. En Castilla continuó predominando la ganadería ovina, cuya lana se destinaba a la exportación.
b)     La artesanía: creció en la primera mitad del siglo por el aumento de la demanda americana. Fue perdiendo competitividad respecto a la producción extranjera por su mayor atraso tecnológico, su menor calidad y por considerarse como actividad deshonrosa. Los productos extranjeros acabaron imponiéndose en España y las Indias.
c)      El comercio con Europa: era deficitario pues exportaba materias primas e importaba manufacturas. El comercio con América era monopolio de Castilla. Vendía artículos castellanos y extranjeros reexportados (alimentos, ganado, armas, tejidos y artículos de consumo) a cambio de metales preciosos y productos coloniales (cacao, café, azúcar, tabaco, algodón). Sus beneficios no se usaron en mejorar la agricultura o la artesanía, sino en financiar las guerras y deudas comerciales con Europa.
12.                         La cultura española del siglo XVI:
El siglo XVI inició la etapa más floreciente de la cultura española, conocida como el Siglo de Oro, que se prolongó también al siglo XVII.
a)    La enseñanza: alcanzó gran importancia en las universidades de Alcalá de Henares, Salamanca y Valladolid; y en los colegios de los jesuitas donde se instruían los hijos de los nobles.
b)    La literatura: cultivó la poesía italiana, con figuras como Garcilaso de la Vega, y el teatro que era muy popular. También se iniciaron la novela picaresca con el ‘Lazarillo de Tormes’ y la mística, con Santa Teresa de Jesús y San Juan de la Cruz.
13.   El Renacimiento en España:
La difusión del Renacimiento en España se vio favorecida por los contactos con Italia de donde vinieron artistas; los viajes de formación de artistas españoles y la llegada de estampas y grabados. El nuevo estilo contó con el impulso de algunos prelados y magnates españoles, aunque se vio frenado al principio por la influencia del gótico.
La arquitectura renacentista pasó por tres períodos o estilos:
a)    El estilo plateresco (1500-1530): los edificios mantenían las formas góticas en el interior pero recubrían las fachadas con decoración renacentista: medallones, escudos y grutescos, realizados muy minuciosamente como los plateros, de donde proviene el nombre. Principales ejemplos las fachadas de la universidad de Salamanca y San Marcos de León.
b)    El estilo purista (1530-1560): adoptó elementos constructivos renacentistas y simplificó la decoración. Principales edificios son el palacio de Carlos V en Granada y la fachada de la universidad de Alcalá de Henares.
c)     El estilo herreriano (1560-1600): tomó su nombre del arquitecto Juan de Herrera. Caracterizado por las formas simples, cubiertas exteriores de pizarra y desnudez decorativa. El edificio más importante fue el monasterio-palacio de El Escorial, encargado por Felipe II para celebrar la victoria de San Quintín.
14.   La escultura y la pintura renacentista:
a) La escultura renacentista: inicialmente copió las formas italianas. Después creó un estilo propio donde destacaban las tallas en madera policromada. Era realista, de temática principalmente religiosa, centrada en retablos, sillería de coro y sepulcros. Escultores famosos:
- Alonso de Berruguete: formado en Italia, su técnica no era muy perfecta y sus figuras tenían escaso volumen. Destacan el ‘Sacrificio de Isaac’, la sillería del coro de la catedral de Toledo y el ‘Sepulcro del cardenal Tavera’.
- Juan de Juni: de posible origen francés, se afincó en Valladolid. Su escultura se caracteriza por la perfección técnica, gusto por formas amplias, musculosas y monumentales como ‘El entierro de Cristo’ y ‘La Virgen de las Angustias’.
b) La pintura renacentista: influida por los grandes maestros italianos, la temática era principalmente religiosa como la de Juan de Juanes. El pintor más destacado en la segunda mitad del siglo XVI fue el cretense Doménico Theotocópoulos, El Greco (1541-1616). Se formó en Venecia y Roma y se asentó definitivamente en Toledo. Sus composiciones son muy personales, de brillantes colores, figuras estilizadas y exaltado misticismo. Su obra maestra es ‘El entierro del Señor de Orgaz’ y también el ‘Caballero de la mano en el pecho’.